Corea del Norte exhibe su poderío militar y envía potente amenaza a EE.UU.

Print Friendly

En plena escalada de tensiones con el gobierno de Trump, el país desplegó un desfile militar para celebrar el aniversario 105 de su fundador. El número dos del régimen aseguró que están “preparados para afrontar cualquier tipo de guerra” con armas nucleares.

Las celebraciones del “Día del Sol”, la mayor fiesta nacional de Corea del Norte y en donde se conmemora el aniversario 105 del fundador del país, Kim Il Sung, estuvieron marcadas por una monumental exhibición militar. Pero sobre todo, por un potente mensaje: el país está preparado para cualquier tipo de agresión por parte de Estados Unidos.

En momentos de una especial preocupación internacional por una escalada de tensiones entre ambos países, el régimen norcoreano desplegó hoy un espectacular desfile militar (de tres horas), donde logró mostrar al mundo sus últimas adquisiciones en arsenal de guerra.

El desfile fue seguido por miles de personas que mostraron un aparente fervor hacia el régimen, gritando “¡Viva!” y aplaudiendo el paso de las carrozas que mostraban los mensajes clásicos de la propaganda de ese país, como “hacía la victoria” o “la vida entera por la patria y el pueblo”.

El enigmático líder de 33 años, Kim Jong Un, no tomó la palabra durante la ceremonia. Pero sí lo hizo el número dos del régimen, el vicepresidente del Partido de los Trabajadores, Choe Ryong-hae, quien se encargó de enviar el mensaje más contundente de la jornada. “Estamos completamente preparados para afrontar cualquier tipo de guerra con nuestras armas nucleares si Estados Unidos ataca la península coreana”, aseguró durante un discurso directamente dirigido al Presidente estadounidense, Donald Trump. “Están creando una situación muy tensa que amenaza la paz y la seguridad no sólo de la región, también del mundo entero”, agregó.

Las tensiones entre ambos países han ido escalando de manera gradual en los últimos días. El desfile es parte de una escenificada respuesta de Pyongyang a la decisión de Washington de enviar un portaaviones nuclear a la península de Corea y a la insinuación de un “posible ataque preventivo” para frenar los avances armamentísticos del régimen norcoreano.
China, considerada como la única aliada del régimen, llamó el viernes a la calma, asegurando que un “conflicto podría estallar en cualquier momento” y que “el diálogo era la única salida”.
Como parte de su mensaje, el Ejército norcoreano hizo desfilar por el centro de la capital una de las mayores preocupaciones de la comunidad internacional: un total de 56 misiles de 10 clases distintas.

Entre ellos había un tipo de proyectil nunca antes mostrado al público y que terminó siendo la estrella de la jornada. Los expertos especulan que podría tratarse de un nuevo misil balístico intercontinental, de combustible sólido. A diferencia del combustible líquido, el sólido permite cargar los proyectiles más rápido y mantenerlos durante largas temporadas almacenados y listos para disparar. Norcorea ha expresado en los últimos meses su intención de construir un misil intercontinental que sea capaz de llegar hasta Estados Unidos, algo que el Presidente Trump ha descartado que ocurra. Los expertos están analizando las características de este misil, que advierten podría ser falso, ya que no es la primera vez que el régimen exhibe maquetas falsas en desfiles. Un gran número de observadores tenía los ojos puestos en este evento, ya que se especulaba que el país podría aprovechar la ocasión para realizar un nuevo disparo de misil balístico e, incluso, su sexto ensayo nuclear, lo que finalmente no sucedió.

 

 

La Tercera…………..

Be the first to comment

Leave a Reply