Muere joven baleado en medio de masiva protesta opositora en Venezuela

Print Friendly

La “madre de todas las marchas” que se llevó a cabo este miércoles en Caracas es la sexta manifestación de este mes, luego de que el Tribunal Supremo se adjudicara las competencias del Parlamento, el único ente público dominado por la oposición.

A punta de bombas lacrimógenas, las fuerzas antimotines bloquearon este miércoles una multitudinaria protesta -llamada “la madre de todas las marchas”- contra el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Caracas, donde estallaron focos de violencia que causaron la muerte de un joven de 17 años.

Con el fallecimiento del adolescente suman seis los muertos en tres semanas de protestas con las que la oposición exige elecciones generales para sacar del poder a Maduro, a quien acusan de hundir al país petrolero en una severa crisis económica y política.
El joven murió en el hospital, donde fue llevado de emergencia tras ser alcanzado por los disparos de hombres en moto que atacaron, también con bombas lacrimógenas, a una concentración opositora en San Bernardino, noroeste de Caracas, según relataron testigos y una autoridad médica.
Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes, que les tiraban piedras y bombas molotov, estallaron en una estratégica autopista y en varios sectores del oeste de Caracas.
Cuando se acercaba, con las manos en alto, a la barrera con que militares bloqueaban el paso en la autopista Francisco Fajardo, el líder opositor Henrique Capriles recibió una lluvia de gases lacrimógenos. Varios manifestantes huyeron lanzándose al río Guaire.
“Hay que salir de esta dictadura. Queremos elecciones para que salga Maduro del Gobierno porque tiene al país destruido. ¡No tengo miedo!”, comentó Ingrid Chacón, de 54 años, quien asistió a la marcha ondeando una gran bandera venezolana.
Aún no hay saldo de arrestos, pero más de 200 personas permanecen detenidas de las marchas anteriores.
Helicópteros de la Policía sobrevuelan la capital donde persisten algunos focos de protestas. En ciudades de los estados de Zulia, Carabobo, Táchira, Mérida y Anzoátegui, también se reportaron disturbios con varios heridos.
En lo que llamaron “la madre de todas las marchas”, la sexta en abril, los opositores salieron de unos 20 puntos de concentración pero, como en las manifestaciones anteriores, no lograron llegar al centro histórico de Caracas, bastión chavista, donde se manifiestan miles de seguidores de Maduro.
Los opositores volvieron a la calle el 1 de abril luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumiera las competencias del Parlamento -único poder público controlado por la oposición-, desatando una protesta diplomática internacional que dos días después lo hizo dar marcha atrás.

Inquietud internacional

Maduro activó un operativo militar y policial para “derrotar el golpe de Estado”, del que acusa a la “derecha apátrida venezolana” y a Estados Unidos, lo que fue considerado por la oposición como una medida intimidatoria y de represión.
Once países latinoamericano pidieron a Maduro garantizar el derecho a protestar pacíficamente, una petición que fue secundada este miércoles por la fiscal venezolana Luisa Ortega. Estados Unidos, por su parte, lanzó una dura advertencia a los funcionarios públicos venezolanos de desistir de la represión.
“Estamos enfrentando una arremetida internacional (…) Estados Unidos ha dado la luz verde para un proceso golpista de escalada para la intervención de Venezuela”, reaccionó Maduro.
En una demostración de fuerza, el Gobernante encabezó el lunes un acto militar en el que recibió de la Fuerza Armada, su aliado con enorme poder político y económico, la promesa de “lealtad”, al tiempo que anunció la ampliación de las milicias a 500 mil civiles, cada uno con un fusil.
EMOL…………….

Be the first to comment

Leave a Reply