El 60% de los extranjeros que viven en Tarapacá llegaron posterior al 2010

Print Friendly, PDF & Email

Según el Censo 2017, más de la mitad de los migrantes que arribaron en los últimos siete años, son bolivianos.

Luego que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reveló, el último viernes, que el 14% de la población de Tarapacá proviene de otro país, ayer se dio a conocer que los migrantes residentes en la región suman 43.646.

Según los resultados del Censo 2017, el 60% de estos extranjeros llegaron a la Primera Región entre los años 2010 y 2017. Esto significa que 26.220 de los inmigrantes censados indicaron que comenzaron a residir en Tarapacá en dicho periodo de tiempo.

Gabriela Alfaro, directora regional del INE, explicó que estas cifras corresponden a quienes están en condición regular como a aquellos que no.

Principales países

Al observar el país de procedencia, destaca Bolivia con un total de 19.375 ciudadanos de los cuales 13.585 llegaron en los últimos siete años, número que supera por lejos a los 3.361 bolivianos que comenzaron a vivir en la región entre el 2000 y 2009.

En torno a esto, Alfaro recalcó que el Censo solo incluye a quienes el 19 de abril de 2017 respondieron el cuestionario, por lo cual dijo que puede que en dicha década hayan llegado más migrantes de esta nacionalidad, pero después se fueron y por ende no figuran en este último registro.

Según el INE, Perú es el segundo país con más residentes en Tarapacá al sumar 13.377. De estos, 5.610 arribaron en los últimos siete años, número casi similar a quienes lo hicieron entre 2000 y 2009 (5.091).

En tanto, Colombia, si bien no alcanza las cifras que representan estas otras dos naciones, se ubica como el tercer país con más población en la Primera Región, con 3.710 personas. De ellas, 3.057 llegaron entre 2010 y 2017; mientras que 451 afirmaron haberlo hecho entre 2000 y 2009.

Alfaro refirió que el arribo masivo de inmigrantes en los últimos siete años fue un fenómeno que se produjo a nivel nacional.

Factores

Marcela Tapia, directora del Instituto de Estudios Internacionales de la Unap, explicó que esto respondería a la crisis que enfrentó Europa, los casos de deportación que se produjeron durante el gobierno de Barack Obama lo cual obligó a que “muchos grupos buscaran destinos dentro de la región (del continente), que es la tendencia que se viene registrando en América del Sur en general”.

En cuanto a que Bolivia es el país de donde provienen en su mayoría los migrantes asentados en Tarapacá, la investigadora entregó distintos motivos: “ha mejorado la conectividad entre la región y Bolivia, hay control integrado, muchos de ellos son comerciantes de Zona Franca o mujeres que vienen a trabajar en servicio doméstico…”.

Ante las cifras entregadas por el INE, Tapia dijo que la región y el país deben enfrentar el desafío de estar preparados como sociedad receptora debido a que “la tendencia a nivel mundial dice que las migraciones no se van a detener” mientras exista desigualdad a nivel mundial.

El presidente de las Colectividades Extranjeras Residentes en Iquique, William Coca, coincidió con Tapia al indicar que la cercanía con la región y la crisis en Europa incidieron en el arribo masivo de bolivianos a Tarapacá. A ello sumó el aumento del desempleo en el país vecino.

“Este incremento se nota porque como colectividad boliviana antes al mes brindábamos apoyo a un ciudadano que no tenía recursos, ahora lo hacemos hasta con seis”, comentó el representante de los bolivianos en la zona.

estrella iquique