Obispos chilenos ya están en el Vaticano y sostendrán cruciales reuniones con papa Francisco por caso Karadima

Print Friendly, PDF & Email

Los 31 obispos chilenos citados por el papa Francisco ya se encuentran en el Vaticano para abordar, desde mañana y hasta el jueves, las acusaciones de abusos sexuales que tienen en crisis a la iglesia católica de Chile. Para hoy se espera una conferencia de prensa de dos voceros del grupo.

El último en llegar a Roma fue el cardenal Francisco Javier Errázuriz, quien intentó ausentarse argumentando que es sólo obispo emérito de Santiago. Sin embargo, un llamado del mismo pontífice lo habría obligado a viajar, ya que en su calidad de cardenal es consejero del papa. Además, él le entregó los informes del caso Karadima.

A su llegada, Errázuriz emitió breves declaraciones sobre su viaje y señaló que simplemente “cambió de idea” y que no recibió un llamado personal del pontífice, porque “el papa los llamó a todos pidiendo que vinieran”. Consultado sobre lo que espera del encuentro, respondió que “yo nunca hago expectativas de estas reuniones, porque el papa es capaz de improvisar”.

Los 31 obispos están alojados en la Casa Romana del Clero y en la Casa Santa Marta, donde también se instalaron las tres víctimas de Karadima, Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, para sus reuniones con el pontífice.