Decano de Facultad de Matemáticas PUC realizó presentación a alumnos del Colegio Obispo Labbé

Print Friendly, PDF & Email

En su visita a la ciudad de Iquique, el Decano de la Facultad de Matemáticas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Mario Ponce Acevedo, asistió al Colegio Diocesano Obispo Labbé para reunirse con alumnos de enseñanza media del establecimiento y realizar su exposición “Límites marítimos, rutas de avión, circuitos eléctricos y otros conjuntos que tampoco son tan simples como los pintan”.

Fueron 100 estudiantes los que escucharon la didáctica charla con la cual el académico busca motivar el estudio de la ciencia. La presentación -elegida en 2015 por la American Mathematical Society como la más destacada del año- trata sobre el uso de las matemáticas en la vida cotidiana y muestra las utilidades que se le puede dar en distintos problemas que se presentan a diario.

“Ellos aprendieron sobre límites marítimos, sobre cómo la geometría afecta a divisiones territoriales y a la construcción de placas eléctricas; dónde posicionar hospitales y cuarteles de bomberos. Los alumnos se quedaron con la impresión cierta de que la matemática es muy útil y puede mejorar la calidad de vida de las personas”, dijo el decano.

La Directora de Enseñanza Media del establecimiento, Ruth Espejo Tárraga, manifestó que la actividad dejó impresionados a alumnos y profesores, “por el contenido, lo didáctica y entretenida que fue. Siendo profesora de lenguaje tenía curiosidad de cómo sería, pero quedé con una grata impresión no sólo por lo expuesto, sino porque hizo un recorrido por nuestras vidas y la importancia que las matemáticas tienen en ella”.

La profesora del Colegio Obispo Labbé agregó que los alumnos quedaron fascinados con la visita del equipo de la U. Católica. “Los alumnos me solicitaron que pueda agendar otra charla tan interesante como ésta. Quedamos agradecidos y esperamos contar con su presencia nuevamente”.

Una de las alumnas que asistió a la actividad fue Romina Morales, quien cursa 4° medio en el Colegio Obispo Labbé. “En la charla se nos mostró que a veces los problemas simples de la vida cotidiana no tienen un exacto y único resultado, que la matemática no es sólo trazar líneas y escribir números, sino que se requiere de varias habilidades, como analizar y pensar”.