Piñera toma distancia de Trump en antesala de bilateral

Print Friendly, PDF & Email

“La opción militar (en Venezuela) es una mala opción, porque uno sabe cómo comienzan, nunca sabe cómo terminan y qué costos tienen en términos de vidas humanas”, aseguró el Mandatario.

La situación política de Venezuela ha sido uno de los temas principales que ha marcado la asamblea general de la Organización de las Naciones Unidas que se desarrolla en Nueva York, Estados Unidos.

En medio de esto, el Presidente Sebastián Piñera se refirió hoy a los dichos de su par estadounidense, Donald Trump, quien aseguró que un golpe militar podría derrotar fácilmente al régimen de Nicolás Maduro.

Así, Piñera tomó distancia de esas declaraciones y comentó que “la opción militar es una mala opción, porque uno sabe cómo comienzan, nunca sabe cómo terminan y qué costos tienen en términos de vidas humanas”. Sus dichos se producen en la antesala de la reunión bilateral que el Mandatario chileno sostendrá con Trump mañana en la Casa Blanca para abordar, entre otras materias, acuerdos en ciberseguridad, energía y, precisamente, la situación en Venezuela.

El jefe de Estado chileno, además, insistió en que “le hemos pedido encarecidamente al Presidente de Venezuela que abra un canal humanitario (…); y me parece increíble que un Presidente que sabe lo que está pasando con su pueblo, se niegue a abrir ese canal humanitario”. Y agregó: “¿Cómo puede ser tan ambicioso con respecto a retener el poder, que está dispuesto a sacrificar y hacer sufrir en forma tan intensa a su propio pueblo con tal de aferrarse al poder?”.

Por otro lado, Piñera abordó el documento que suscribió Chile junto a otros países para remitir antecedentes a la Corte Penal Internacional, con el objetivo de que se indaguen las violaciones a los derechos humanos en Venezuela. “Existen informes de la Secretaría General de la OEA, de un panel de expertos que han planteado la presunta existencia de delitos de lesa humanidad en Venezuela, y eso es extraordinariamente grave”, dijo.

La expresidenta Michelle Bachelet, quien también se encuentra en Nueva York, abordó este tema, en su calidad de Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU. “Es una decisión de ellos (de los países) y del tribunal decidir si acoge o no esta solicitud”, afirmó.

 

 

La Tercera……………..