Elecciones en Brasil: Bolsonaro sube en sondeos y eleva incertidumbre

Print Friendly, PDF & Email

El candidato de la ultraderecha superó el umbral del 30%, mientras que Fernando Haddad no logra despegar de su 21%. Bolsonaro ganaría el balotaje frente al petista.

La encuesta de Datafolha publicada el viernes mostraba a Jair Bolsonaro estancado en un 28% de intención de voto. Pero el último sondeo de Ibope, difundido la noche del lunes, trajo buenas noticias para el candidato presidencial de la ultraderecha brasileño. No solo aumentó a 10 puntos su ventaja sobre Fernando Haddad, el abanderado del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), sino también elevó su votación entre las mujeres, un segmento que le había sido adverso hasta ahora. Así, los analistas advierten que el desenlace de los comicios del domingo se torna aún más incierto.

El excapitán del Ejército y ahora candidato del Partido Social Liberal (PSL) alcanzó el 31% de respaldo electoral, cuatro puntos más que en la medición anterior, mientras que Haddad se mantuvo estable con el mismo 21% que había registrado el miércoles, en el sondeo previo de Ibope. Este martes, una nueva encuesta de Datafolha le otorgó 32% a Bolsonaro y 21% a Haddad.

Las malas noticias no acabaron ahí para el candidato designado por el encarcelado expresidente Lula, que también vio cómo crecía su tasa de rechazo, del 27% al 38%, aunque todavía por detrás de la del diputado ultraderechista, repudiado por su “machismo y misoginia”. Objetivo el sábado de unas multitudinarias manifestaciones convocadas por mujeres al grito de “Ele não (Él No), Bolsonaro sigue siendo el postulante más reprobado con un estable 44%. La aprobación del candidato del PSL es más alta entre los hombres, grupo en el que tiene el 39% de apoyo con un aumento de tres puntos respecto del anterior sondeo.

El rechazo a Haddad, en tanto, es mayor entre los hombres (43%), entre los mayores de 45 años (42 %), entre quienes tienen formación universitaria (54%) y entre los más ricos (58%). El candidato del PT aseguró que ese crecimiento obedece a los “ataques”, especialmente los que le dirige el candidato por el Partido de la Social Democracia Brasileña, Geraldo Alckmin. “Hemos sufrido muchos ataques del PSDB, algo que lejos de beneficiarle a ellos está favoreciendo al fascismo”, afirmó.

El diario O Globo destacó que el rechazo a Haddad es mayor al que Lula tenía en la última encuesta de Ibope difundida antes de que la justicia electoral lo declarara inelegible. En el sondeo del 20 de agosto, Lula tenía un 30% de rechazo.

Según el periódico carioca, la coordinación de la campaña del candidato del PT está preocupada por el impacto negativo de la delación del exministro Antonio Palocci en esta recta final de la primera vuelta. La evaluación de la cúpula petista es que el material liberado el lunes por el juez Sergio Moro puede aumentar el índice de rechazo de Haddad en las encuestas.

El exministro de Hacienda, que se acogió a la delación compensada, afirmó ante la Justicia que Lula, que está preso en Curitiba, conocía desde 2007 la trama de corrupción existente en la petrolera estatal Petrobras. Palocci, uno de los ministros más influyentes durante el primer gobierno de Lula (2003-2006), aseguró también que la campaña de la expresidenta Dilma Rousseff se financió con recursos no declarados.

Sorpresivamente, el sondeo de Ibope reveló que Bolsonaro avanzó seis puntos en el electorado femenino donde tiene el 24% de intención de voto. Las mujeres representan el 52% de los 147 millones de ciudadanos habilitados para votar en la primera vuelta presidencial del domingo.

En este nuevo escenario, ahora Bolsonaro y Haddad marcan un 42% de intención de voto en el caso de una segunda vuelta, según Ibope. Pero de acuerdo con Datafolha, Bolsonaro obtendría un 44% frente al 42% de Haddad.

Así, la estrategia del bolsonarismo es seducir a los votantes de Alckmin y otros candidatos de ese espacio político moderado que están más rezagados y sin chances de llegar al balotaje del 28 de octubre y donde es fuerte el antipetismo.

Según el diario O Estado de Sao Paulo, en el entorno bolsonarista piensan que si se logra crear un clima de “voto útil”, el postulante del PSL podría obtener el 50% en los próximos días y coronarse como nuevo mandatario sin necesidad de ir al balotaje.

Para el analista Rodrigo Prando, de la U. Mackenzie de Sao Paulo, la hipótesis de una victoria de Bolsonaro en primera vuelta tiene como principal barrera el alto rechazo. “Aún así, si estuviera en las calles, en el cuerpo a cuerpo y participando en los debates, podría crear una ola grande y fuerte suficiente para cerrar la elección el día 7. Sin Bolsonaro en las calles, veo ese fenómeno más complicado”, dijo a O Estado.

 

 

La Tercera…………

Be the first to comment

Leave a Reply