Jesuitas reciben nuevas denuncias contra Renato Poblete

Print Friendly, PDF & Email

Fuentes del caso señalan que esta semana se tomará declaraciones y pedirán documentos sobre el sacerdote.

La Compañía de Jesús informó hoy sobre la existencia de nuevas denuncias de presuntos abusos cometidos por el fallecido sacerdote Renato Poblete, quien fuera capellán del Hogar de Cristo entre 1982 y 2000.

La declaración fue dada a conocer luego de que la profesora de Teología de la U. Católica Marcela Aranda Escobar (53) diera su testimonio ante una comisión designada por la orden para indagar canónicamente eventuales delitos en el ámbito sexual, de conciencia y de poder que habría cometido el religioso cuando ella tenía 20 años. Ella sitúa los hechos entre 1985 y 1993.

En el comunicado, la Compañía manifiesta que el testimonio entregado por Aranda “avergüenza y entristece”. Al mismo tiempo, hicieron un llamado a que quienes posean antecedentes los hagan llegar al abogado Waldo Bown, quien está a cargo del proceso.

Fuentes ligadas al caso relataron a La Tercera que las nuevas denuncias corresponderían a casos “similares” y que esta semana se tomarán nuevas declaraciones, aunque aún no está definido a quiénes. Además, se indagarán documentos de la época relativos a Poblete, como por ejemplo, su asistencia a determinadas actividades, nóminas de voluntarios en la institución y el personal que trabajaba en esos años.

Joaquín Silva, decano de la Facultad de Teología de la UC, descartó que los nuevos casos indagados por la orden correspondan a otras docentes del recinto.

Respecto al origen de la denuncia de Aranda, Silva relata que “la primera vez que nosotros supimos de esto fue cuando ella estaba en un grupo de profesores que asistía a una charla de Juan Pablo Hermosilla, abogado que ha acompañado a las víctimas de abusos sexuales (…). Estaba contando de los distintos casos, de los aspectos judiciales involucrados, personales, sociales, y en ese momento, ella pidió la palabra y comentó que por primera vez en su vida iba a decir y revelar que ella también había sido objeto de abuso de poder, de conciencia y sexual por parte de un sacerdote católico”. Agregó que “eso generó inmediatamente mucha consternación y solidaridad hacia ella”.

El jesuita y director de la Revista Mensaje, Tony Mifsud, aseguró que conocer esta denuncia lo hizo sentir “avergonzado. Uno se pregunta dónde hemos fallado”, aseveró.

Sobre el relato de Marcela Aranda, señaló que “lo encontré de mucha altura, de gran coraje y valor”, y animó a que las personas que puedan aportar antecedentes se acerquen a entregar información.

Investigación

La declaración de la denunciante fue tomada el pasado viernes 25 de enero por parte del abogado Waldo Bown. Hoy, en tanto, Marcela Aranda dio a conocer públicamente su caso en una entrevista concedida al diario El Mercurio. Consultada respecto de si hubo personas que podrían haber conocido esta situación de abuso, aseguró: “Puede ser que sí, esa es la responsabilidad de investigar lo que pasó”.

Sobre ese punto, José Andrés Murillo, director de la Fundación Para la Confianza, planteó que “eso debe ser determinado en la investigación, que espero que sea completa y llegue a las responsabilidades de todos aquellos que supieron y no hicieron nada por proteger a la víctima”. La fundación sigue apoyando a la mujer en este proceso.

Marcial Sánchez, historiador y experto en Iglesia Católica, afirma que entre las consecuencias de considerar verosímil el relato sobre una persona fallecida está que se consigne en su hoja de vida el delito cometido, lo que podría implicar que una persona no pueda ser postulada “al camino de la santidad”.

 

 

la tercera….

Be the first to comment

Leave a Reply