Universidad Católica es goleada en su debut en la Libertadores 2019

Print Friendly, PDF & Email

Católica no pudo continuar con la buena racha de los chilenos en la Libertadores y cayó goleada en su debut en el Grupo H en el torneo continental. Los cruzados perdieron 4-1 ante Libertad en buena parte producto de las desconcentraciones en la zona defensiva donde tuvieron problemas sobre todo en el inicio del partido.

Sí, el actual campeón del balompié criollo ya estaba 2-0 abajo a los 5 minutos del duelo. Esto descompuso todo el libreto de los franjeados que siempre debieron ver el marcador desde atrás, pese a que tuvieron momentos en los que mejoraron, pero nunca lo suficiente como para volcar el encuentro.

Al minuto ya estaban en desventaja. Adrián Martínez aprovechó los espacios en la zaga de los chilenos y batió de entrada a Matías Dituro. Cuatro minutos más tarde y de similar acción, el propio Martínez anotaba el 2-0.

Desconcertada la UC no reaccionaba de las dos cachetadas que le pegó Libertad. Es más, los paraguayos estuvieron cerca del tercero y de la misma manera. Balón cargado hacia la derecha del ataque, al espacio de los centrales. Le costó mucho acomodarse a Católica.

El más incisivo era Magnasco por la derecha, aunque con más empuje que ideas futbolísticas. Fue el propio lateral cruzado quien armó la jugada del penal a los 37′. Centró y dio en la mano de un defensa. El juez dudó, pero lo cobró y Aued lo convirtió en gol. Parecía el despertar de los cruzados.

Incluso a poco andar el segundo tiempo, Sebastián Sáez tuvo el empate, pero el golero local lo impidió, tapando el disparo del atacante. Luego de esto, Gustavo Quinteros dispuso la salida de Sáez para hacer debutar al colombiano Duvier Riascos, que se vio enredado y con problemas de comunicación con sus compañeros.

Pero las desconcentraciones defensivas siguieron y a los 75′ Antonio Bareiro anotó de cabeza y sepultó las intenciones cruzadas de lograr la remontada. Luego, cuando el partido se iba, a los 92′ Carlos Cougo ponía el 4-1 final.

Fuente: EMOL