U. Católica arrasó con Antofagasta y aseguró el liderato hasta el segundo semestre

Print Friendly, PDF & Email

Universidad Católica demostró este viernes por qué es el puntero del Campeonato Nacional 2019.

El elenco «cruzado» desató un vendaval sobre el arco de Deportes Antofagasta en el último tramo de su duelo, válido por la fecha 13, y consiguió una categórica victoria por 5-1 que le aseguró el dominio de la clasificación hasta el segundo semestre.

Los dueños de casa no debieron irse al descanso con el marcador 1-1. Fernando Hurtado, el arquero nortino, era hasta ahí la gran figura del partido; la UC controlaba el juego y no pasaba mayores zozobras; César Pinares, Luciano Aued, Edson Puch y Duvier Riascos asumían un marcado protagonismo. Todo era de los locales, incluso la ventaja inicial, gracias al cabezazo de su delantero colombiano.

Pero el fútbol muchas veces desprecia los méritos y premia jugadas o inspiraciones puntuales. Eso fue lo que pasó en San Carlos en los primeros 45 minutos. Porque en la única llegada de los Pumas, en su único disparo al marco, Jason Flores decretó el empate con una volea que le dobló las manos a Matías Dituro, apenas tres minutos después de la apertura del marcador.

Las enormes diferencias entre el líder y un equipo que hoy pelea por no descender no se expresaban en el tablero. Lógicamente, en ese escenario, los cruzados quedaban mucho más preocupados de cara a la segunda mitad.

Lo cierto es que, en lo que a trámite de juego se refiere, el complemento no varió mucho. La UC llevando el ritmo, moviendo la pelota principalmente en el campo rival. Antofagasta mantuvo los errores del lapso anterior, su falta de ideas para generar peligro y las desconcentraciones para apretar a los jugadores claves del adversario.

Católica obtuvo su recompensa, sin embargo. A los 56 minutos, en la jugada siguiente a un penal que se comió el árbitro Cristian Garay (mano de Astaburuaga), Aued conectó un pivoteo para encender la fiesta en la procordillera. Las cosas en su lugar, el partido por un tránsito más lógico.

El daño, además, no hizo despertar a los visitantes. Y para peor suerte de ellos, la osada de movida de hacer ingresar a Oscar Hernández yEduard Bello quedó en nada, porque en la primera jugada el venezolano se ganó la roja por una patada indecente a Cornejo.

Las cosas se hicieron mucho más sencillas para los estudiantiles. Faltaba entonces la guinda del pastel. Y ese regalo lo dio Pinares con el que ya compite para mejor gol del torneo. Una definición exquisita, de emboquillada, que decretó el 3-1. Se sumaron a los festejos Diego Buonanotte y José Pedro Fuenzalida, con el cuarto y el quinto gol de la franja.

Universidad Católica cerró así otra victoria, la décima de esta campaña. Justa por donde se mire y suficiente para asegurar el liderato hasta el inicio de la segunda rueda, después del receso de Copa América. Las dos caras del fútbol, un equipo hundido, que posiblemente se quedará sin DT, y otro que lo gana todo a nivel local. En Chile, la UC manda.

Fuente: LA TERCERA