Bolivia y Perú analizan comercio en la costa del Pacífico y la creación del tren bioceánico

Peruvian President Martin Vizcarra (R) and his Bolivian counterpart Evo Morales exchange documents during a signing ceremony following their talks of their fifth joint staff meeting at the Peruvian port of Ilo, 1,300 km south of Lima on June 25, 2019. (Photo by Cristobal BOURONCLE and CRIS BOURONCLE / AFP)
Print Friendly, PDF & Email

En un simbólico encuentro a orillas del mar, los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Martín Vizcarra, hablan este martes sobre integración y comercio, incluido el uso de puertos peruanos para la carga boliviana.

Morales busca sellar varios acuerdos en su segunda visita al puerto de Ilo, el más austral de Perú, desde el fallo adverso para Bolivia de la Corte de La Haya en su demanda marítima contra Chile, en octubre pasado.

“Es simbólico que (esta cita) se realice aquí en Ilo, porque Ilo es geopolíticamente una ubicación estratégica en el litoral peruano”, dijo Vizcarra en la apertura del encuentro presidencial y quinto gabinete ministerial binacional.

El uso de Ilo para las exportaciones e importaciones de Bolivia, en desmedro de puertos chilenos, beneficiaría económicamente al sur de Perú.

Si bien las mercancías bolivianas no pagan derechos en los puertos chilenos en virtud del tratado de límites de 1904, Morales quiere dejar de utilizarlos porque considera que su uso beneficia a Chile.

“La visión de desarrollo de mediano y largo plazo de Bolivia también tiene en cuenta el puerto de Ilo. Hay una confluencia de intereses de los (dos) países”, expresó Vizcarra.

“Nuestro sueño, mi deseo, es que en Ilo tengamos un megapuerto de entrada y salida para Perú, para Bolivia y Brasil”, declaró por su lado Morales, quien también promueve la construcción de una vía férrea que una el Atlántico brasileño con el Pacífico peruano a través de Bolivia.

Tras una breve ceremonia pública de apertura del encuentro, los dos gobernantes y sus ministros iniciaron reuniones privadas para abordar los proyectos comunes, entre ellos planes para descontaminar las aguas del lago Titicaca, que comparten ambos países andinos.

La lucha contra el narcotráfico y el contrabando también figuran en la agenda de las conversaciones, que se desarrollan en el edifico municipal de Ilo.

El plan del tren bioceánico contempla una línea férrea de 3.500 kilómetros que conecte Ilo con el puerto brasileño de Santos, a través de Bolivia.

Según datos del gobierno peruano, la vía tendría un costo de US$15 mil millones, muy inferior a otro proyecto similar que China tenía la intención de financiar por US$60 mil millones, pero que excluía a Bolivia, y sólo involucraría a territorios peruano y brasileño.

La Paz mantiene negociaciones con empresas privadas de Suiza y Alemania para impulsar la megaobra que también beneficiaría, según Bolivia, el transporte de carga de Paraguay y Uruguay.

En agosto de 2018, en una visita a La Paz del presidente español, Pedro Sánchez, España firmó un memorándum de cooperación con Bolivia para el proyecto del tren.

Puertos chilenos

Ilo está 150 kilómetros al norte de Arica, por el que Bolivia ha canalizado buena parte de su comercio exterior desde que perdió su costa en la Guerra del Pacífico. No obstante, también usa los puertos de Iquique y Antofagasta (que era boliviano hasta 1879).

La Paz sufrió un revés en su aspiración de recuperar una salida al Pacífico cuando el 1 de octubre de 2018 la Corte de La Haya dictaminó que Chile no tenía obligación de negociar un acceso al mar para Bolivia.

Morales dijo -tras el fallo- que La Paz y Lima han retomado “la agenda de la época de la Confederación Perú Boliviana“, pero Vizcarra ha sido muy cauto sobre este tema.

La Confederación fue disuelta en 1839 tras una derrota militar ante Chile, que en esta guerra actuó aliado con caudillos peruanos contrarios a la unión con Bolivia.

Perú ganó en La Haya la demanda sobre límites marítimos a Chile en 2014 y ha evitado dar señales de conflictos, para mantener las buenas relaciones y el dinámico intercambio económico.

Be the first to comment

Leave a Reply